miércoles, 13 de agosto de 2008

La rama, el pájaro, el sexismo y el nido

El otro día volvía de Tenerife en barco por Agaete, al llegar me encontré el pueblo en fiestas, era la bajada de “La Rama”. Preciosa fiesta ancestral, donde los participantes suben a buscar ramas al monte y bajan en romería al mar para golpear con ellas las aguas.

El origen de la fiesta es prehispánico y es un ritual que se celebra todos los años en agosto, cuando más calor hace, para que los dioses envíen agua de lluvia. Hoy en día es una excusa perfecta para cogerse una gran cogorza con los amigos. Fantástico lugar para hacerlo ¡Vive Dios! Que ya conocerán el dicho: “es más divertido un funeral en Agaete que un carnaval en Galdar”.

Cuando llegué a mi casa me encontré con la sorpresa de mi hijo que se va a vivir con la novia “en pecado”. Cosa que por otra parte me agrada, pues no hay más pecado que el que dicta la propia conciencia. Siempre había pensado en lo ridículo que es ver a hombres hechos y derechos rozando los cuarenta, viviendo en casa de sus padres (conozco a más de uno).

Mi hijo se marcha a los veintres años, como los pájaros va a formar su propio nido, ya vuela solo. Visto desde la perspectiva de padre, se impone en mí la envidia por la exuberante ilusión que muestra, frente a la sensación de que no está preparado para volar. Imagino que todos los padres sienten lo mismo de sus hijos cuando llega el momento. No queda mas que una abrazo desde el alma, el deseo de que todo vaya bien y asegurarle que la puerta del hogar materno seguirá siempre abierta para él, en caso de que las cosas no salgan como esperaba.

Pero el título de este artículo viene a cuento por la reflexión que me hice en Agaete y ayer cuando fui a visitar el nido de los tortolitos. Nuestro lenguaje es sexista y además de una forma absolutamente deleznable para la mujer. Y me explico: Los que participan en la fiesta de La Rama, son rameros, pero si éstos son del genero femenino, son “rameras” es decir: putas. Pero lo mismo pasa con símil de los pájaros que se van del nido, si mi hijo fuera una chica, tendría que decir que se va del nido la pájara, es decir: puta. Realmente entiendo a las mujeres cuando se indignan con la utilización del lenguaje, pues se nota que el diccionario ha sido escrito por hombres y lo hemos llenado de palabras vejatorias para la mujer.

A pesar de ello, estoy totalmente en desacuerdo con lo que me parece una gran gilipollez, el haber desaparecido de nuestro lenguaje el neutro universal, para sustituirlo por un sinfín de palabras terminadas en “os” y “as” para que incluyan a “todos” y a “todas”. Es especialmente repugnante en el lenguaje de los políticos, pues si lo que quieren es que seamos cada vez más iguales no entiendo por qué nos separan en dos grupos los de las “os” y los de las “as”.
“En fin Pilar... tu preñada y yo en la cárcel” que decía un amigo palmero para definir situaciones absurdas.


Juan Carlos Domínguez Siemens

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, buena suerte con lo del pájaro que emigra, pues aquí nunca se sabe, oiga.

En referencia al sexismo, razón tienes al mencionar el cambio de significado en función del sexo y que encima dé la casualidad de que siempre es peyorativo en femenino. Dos ejemplos más:
- zorro-zorra
- hombre público-mujer pública
¿y qué me dices de cojonudo o coñazo? .. y es que hay mucho más detrás de todo esto.
Y es por eso, querido primo, por lo que no estoy de acuerdo con el resto de tu comentario, porque el femenino está para algo y eso visibiliza a todas las invisibles históricamente. ¿por qué en mi título yo soy un licenciado cuando en el diccionario consta el femenino? ¿por qué soy el abajo firmante?´¿por qué el abogado que firma es María Jesús...? Mira, perdona, yo soy licenciada (y por escrito) y mi amiga abogada. Y es que se tiene que llegar a las exajeraciones porque han sido demasiados años de invisibilidad. Ya está bien.
Besos cariñosos.
Cristina

Juan C.Dominguez dijo...

Ok Cristina tienes razón, pero sólo en parte. Es lógico que seas licenciada y tu amiga abogada, lo mismo que hay profesor y profesora y enfermero y enfermera incluso juez y jueza. Pero para simplificar los discursos no se puede llegar y decir hola a todos y todas, españoles y españolas vascos y vascas etc etc. Hay palabras que no tienen masculino será absurdo que cuando una pareja gay adopte un niño les digan este es tu papá y ete es tu mamó, por poner un ejemplo. ¿Y por que cuando hay un mitin del psoe no dicen socialistas y socialistos? Pues lo mismo, no se puede eliminar el neutro del plural, pues todos somos todos y no solo los todos que nacimos con una cosita colgando. No sé si me explico.

Anónimo dijo...

Está claro que "socialisto" no está en el diccionario, como tampoco lo está "miembra". Como sabes, todo extremo nos lleva al otro lado, y esto es lo que está sucediendo ahora. Pero esto no es menos importante que la defensa del mosquito bananero en peligro de extinción,yo aún diría mas, es MÁS importante y su defensa a ultranza merece la pena. Quizás, debamos aprender a utilizar nuestra lengua aprovechando toda su riqueza genérica y no utilizando los femeninos sólo cuando nos interesa desprestigiarlos.
¡¡Arriba d'ELLOS!!
Cristina