sábado, 7 de marzo de 2015

SOBRE LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD


Me pregunto si la ley de "segunda oportunidad" que se ha aprobado en España, que por cierto en Estados unidos es simplemente la LEY, será suficiente para que España recupere a muchos miles de emprendedores que una vez barridos por esta u otras crisis se han quedado sin la menor oportunidad de crear nada.

En Estados Unidos saben que el fracaso es la cimentación del éxito, que si pruebas algo y no te sale, tienes que seguir intentándolo hasta que lo logres, por eso hay un punto final para las deudas antiguas creadas por tus antiguos fracasos, para que no te impidan volver a intentarlo, porque sólo los emprendedores crean empleo.

En España (Spain is always different) si te arruinas una vez quedas eternamente en todos los ficheros de morosos y años y años después sigues cargando con la cruz que te impide volver a empezar. Da igual el número de empleos que hayas dado, lo que hayas pagado a hacienda y a seguridad social, que te haya costado tu propia ruina todo tu patrimonio y en muchos casos tu familia y parte de tu vida. Consigues empleo y te embargan la nómina, te toca la lotería y te embargan la cuenta corriente por deudas en algunos casos de más de 20 años que encima se multiplican como el milagro de los panes y los peces porque te cargan intereses costas, etc.

En España no, una vez que te arruinas si quieres emprender de nuevo vete a otro país, llévate tus ideas fuera, a algún sitio en el que aún se respete y admire a aquél que tiene ganas de renacer, de crear, de crecer, de emplear a otros y crear riqueza que pueda revertir en la sociedad. Idealmente vete a un sitio donde si triunfas no te consideren un explotador y si fracasas no te carguen de piedras para que nunca más puedas levantar cabeza.

En España con las tasas de paro más altas de la historia y con la necesidad de que haya 1.000.000 de nuevos emprendedores que aniquilen el paro, lo que tiene que haber no es una ley de segunda oportunidad sino una LEY DE PUNTO FINAL, si no, nos arrastraremos por la senda de los parados hasta el fin de los tiempos...